TRENZANDO

Los caballeros las prefieren “locas”

Mi madre está completamente loca. Es una característica familiar, como el color de los ojos, la longitud de los muslos o esa costumbre nuestra de mantener siempre los labios entreabiertos”. Marilyn Monroe.

En 1949, Groucho Marx buscaba a una rubia explosiva, para la película Amor en conserva, que al andar a su lado, en sus palabras, “elevara mi propia libido e hiciera que saliera humo por mis orejas”. El ondulante movimiento de caderas (y de neuronas) de una veinteañera Norman Jean debió conseguir tal efecto porque el actor sentenció: “Es Mae West, Theda Bara y Boo Deep, todas revueltas en una. Rodamos la escena mañana por la mañana”.

amor_conserva

De ella se dice que llegaba siempre tarde al rodaje, que había días que no salía del camerino o que tenía que repetir hasta 65 veces un plano en el que tan sólo tenía una frase. Las anécdotas sobre su vida personal son igual de extravagantes. Creía que su padre secreto era Clark Gable, gastaba miles de dolares en salvar un árbol enfermo y luego lloraba su muerte, destrozaba el mobiliario de los lujosos hoteles en los que residía y se pasaba con los sedantes. ¿Trastornada? Sí. ¿Insoportable? Sí. ¿Maniática? Sí. ¿Inestable? Sí. ¿Insegura? También. ¿La mujer ideal? De ningún modo. Pero resulta que, en los felices años cuarenta y en los nerviosos cincuenta, todos querían acostarse con ella y, en consecuencia, todas querían ser Marilyn.

Más de medio siglo después, los caballeros las siguen prefiriendo “locas”. No les culpo. Las mujeres sienten la misma inclinación por los cabrones. Es muy difícil resistirse a lo irracional, lo prohibido y, hasta en cierto punto, malo. La mujer fatal representa la liberación y el misterio en un mundo donde los hombres están obligados a ser responsables y lógicos desde que nacen. Además, las “taradas” les brindan la oportunidad de mostrarse como héroes y salvarlasPero el final suele ser trágicamente distinto. Para ellos: DiMaggio nunca se repuso de la ruptura con la actriz y Arthur Miller no pudo escribir durante años. Para ellas: la locura suele ir unida a una gran fragilidad que, en el caso de Marilyn, la llevó al suicidio.

Por eso, Nuwanda, te aconsejo, por tercera vez, que tus campanas doblen por una mujer entre la loca y la cuerda “de atar” (esa que, hasta cuando habla de sexo y amor, lo hace con enormes dosis de análisis y raciocinio). El refranero es sabio y, sin saberlo, aristotélico: “ni tanto, ni tan calvo”. Los extremos son malos. O, como decía Julia Child, “hay que ser moderados, hasta en la moderación”

El equilibrio es posible. Aunque Los Piratas canten lo contrario.

18 comentarios el “Los caballeros las prefieren “locas”

  1. Miguel
    11 marzo, 2013

    Pues yo me quedo con una loca a la “Nuwanda”, ya habrá tiempo de arrepentirse después.

    • Trenzando
      11 marzo, 2013

      Como Kiko Rivera😛

      • Miguel
        11 marzo, 2013

        En realidad lo suyo es un punto de locura, pero sin pasarse. El punto medio del que hablas por ahí arriba.🙂

      • Trenzando
        12 marzo, 2013

        Ni el exceso. Ni el defecto. “Lo justo”.

  2. Miguel
    11 marzo, 2013

    Me pongo en pie para hablar de Kiko Rivera, prohombre de esta España nuestra.

  3. NUWANDA
    12 marzo, 2013

    jajajaja Muy bueno Miguel tu comentario sobre Kiko. Desde luego es más ídolo que muchos prohombres de verdad. Viva España.

    En cualquier caso, creo que “mi loca” es un poco más término medio de lo que yo mismo creía. Desde luego, prefiero la locura a la monotonía y como bien dices, siempre podremos arrepentirnos.

    ¡Gran post Marta!

  4. loqueellosnossaben
    12 marzo, 2013

    Gran post! Me está gustando mucho tu blog, sigue así🙂

  5. asaval
    12 marzo, 2013

    Creo que no existe el término medio en el buen sentido.

    Tendrás que escoger una tarada y saber llevarlo lo mejor posible. Con eso elegirás una vida convulsa, divertida y emocionante. Un devaneo casi constante que acabará contigo o te hará más fuerte. Y será entretenido.

    O escogerás a la estable. Entonces lo que tendrás que llevar es el tedio pero vivirás tranquilo y en una posición cómoda. Manteniendo el control de las cosas y sabiendo que, a poco que hagas, todo saldrá bien. Y será práctico.

    Lo peor de los términos medios es que se quedan con lo malo de ambos.

    • Trenzando
      12 marzo, 2013

      Álvaro, siento decirte que los términos medios existen!!!! Entre la tarada y la estable, hay una amplia zona de grises.

      Además. 1) La frontera entre la tarada y la estable no es clara. 2) Una tarada puede convertirse en una estable y una estable en una loca; y ambas en una término medio. No estamos determinados por nuestro carácter (naturaleza). Requiere práctica pero es posible. 3) El término medio no se queda con lo malo de los extremos sino que huye de ellos. El que come mucho, acaba indigesto. El que come poco, muere por desnutrición. El término medio, sigue la dieta mediterránea😛

      • asaval
        12 marzo, 2013

        Jajajaja a ver…
        1) Las fronteras están claras tarada / semada.
        2) Que se conviertan en lo uno o en lo otro es posible, sin duda. De hecho fluctúan con los años.
        3) El término medio de nuestra sociedad es una persona con sobrepeso pero débil.
        De todas maneras me alegro que estés optimista😉 o… a lo mejor tu optimismo es únicamente respecto al sexo femenino.

      • Trenzando
        12 marzo, 2013

        1. Las fronteras no están tan claras. Dalí decía que la diferencia entre un loco y él era que el primero decía no estarlo.

        3. El término medio no es la media. Y sí, soy optimista con la humanidad. Podemos superarnos en lo bueno (y en lo malo) siempre. No me cabe duda🙂

  6. Núria Fuster
    12 marzo, 2013

    Me recuerda a una frase que nos solía decir mi profesora de matemáticas cuando, o no razonábamos el ejercicio o lo explicábamos paso a paso.
    “Ni calvo ni tres pelucas” nos decía ella.
    Lo dicho, término medio.
    Enhorabuena por el blog.

    • Trenzando
      12 marzo, 2013

      Hay profesores sabios. Pocos pero haberlos, haylos. Gracias, Nuria.

  7. Perroantonio
    16 marzo, 2013

    Ummm. Sospecho que todos los caballeros quieren acostarse con Marilyn Monroe porque es una fantasía; como Jessica Rabbit, para entendernos. No está tan claro que todos quisieran hacerlo con Norma Jeane. Yo prefiero a las totalmente cuerdas (nada de términos medios) que ‘enloquecen’ cuando les conviene. Ustedes ya me entienden.

  8. Carlos
    17 marzo, 2013

    Todas tenéis alguna tara psicológica. Ergo nos gustan locas… porque es lo que hay. No podemos comparar.

  9. Pingback: El origen de las taradas. | PSICÓLOGO EN VALENCIA

  10. Valen Pan
    6 agosto, 2013

    Siempre he pensasdo que Marilyn no estaba loca, el que esta loco es un mundo deshumanizado y tan racional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 11 marzo, 2013 por en Relaciones y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: