TRENZANDO

Otro año más, San Valentín

¿Odias el 14 de Febrero? ¿Detestas a ese santo cuyo-nombre-ni-siquiera-puedes-pronunciar que, en el siglo III, desafío al emperador romano Claudio II celebrando en secreto matrimonios entre jóvenes enamorados? ¿Consideras que es un invento del Corte Inglés para vender flores, bombones y peluches? ¿Te produce urticaria la cursilería? Pues, la verdad, no eres muy original. No conozco a nadie que celebre San Valentín o, al menos, que lo reconozca públicamente. Los detractores sois muchos. Incluso, Calvin.

san valentin

Sin ir más lejos, ayer, leí un tweet que decía Cortar en San Valentín. Pensé que debía ser una broma. El que rompe una relación el 14 de Febrero tiene el mismo tacto que el que corta por WhatsApp. Por eso, no pude resistirme a abrir el enlace al artículo de este hombre-roca, llamado Itxu Diaz. Al leer el primer párrafo, me di cuenta que lo debía haber titulado “Cortar por celebrar San Valentín”, pues lo que el autor explica es que Alguien que celebra con entusiasmo San Valentín no es alguien con quien debas compartir ni un minuto más de tu vida. Un tipo así es un tipo peligroso. Probablemente implicado en casos de corrupción. Muy fácilmente, infiel. Y, casi seguro, le gusta dejar abierto el tubo de pasta de dientes. No digas después que no te lo he advertido”. No exageremos. Dejar el tubo del dentífrico abierto o la tapa del váter levantada son señales de descuido, pero no te hacen ingresar en el cártel de Sinaloa. 

Los dos párrafos siguientes son descripciones bastante poco esperanzadoras de sus congéneres, en la línea de “todos los hombres son unos cabronazos” y “los únicos que merecen la pena están casados o son gays”. Cito textualmente: Los chicos de hoy en día son como Marte. Ni rastro de vida inteligente. De un tiempo a esta parte se ha producido un desplazamiento neuronal en su interior. Inicialmente su intelecto se instaló en el extremo posterior del estómago. Y, tras un largo periplo por lugares nunca imaginados, ha quedado ubicado en donde la espalda te exige el pasaporte de extracomunitario.”  Pensaba que los hombres tenían la inteligencia en la polla. Además, por qué utilizar expresiones enrevesadas para describir algo que todos entendemos (y apreciamos): un culo.

Pero, bueno, continuemos: Todo se estropeó el día que confundimos el amor con una enorme caja de bombones con forma de corazón. Eso no es amor. Eso es odio”. Eso es cutre y hortera como regalar a tu pareja las flores que oferta LIDL o invitarla a cenar al Burger King. “El amor de un hombre por una mujer es quitarse la chaqueta cuando hace frío.” Ahora es el autor el que confunde el amor con otra cosa: la caballerosidad y la educación. “Renunciar a todo aquello que podría ser mejor en solitario”. Me niego a pensar que el amor sea una renuncia. No sacrificas tu soledad. La unes a otra mediante caricias, besos y confidencias. “El amor es, en fin, todo aquello que hace las feministas se revuelvan en su asiento.” ¿Qué tiene que ver la paridad en los consejos de administración con enamorarse?

 Itxu, sé que es muy difícil describir el amor. ¿Un rubor en las mejillas? ¿Un corazón en llamas? ¿Una flecha que lanza cupido? ¿Una bicicleta para dos? ¿Compartir fresas con nata? ¿El mejor aderezo del sexo? ¿Llevar un anillo? ¿Comprarle el champú? ¿Una palabra vacia? ¿Una reacción química? ¿Soñar despierto? ¿Una imprudencia? ¿Un trastorno obsesivo compulsivo? ¿La primera carta de San Pablo a los Corintios? ¿La canción Baby, dont hurt me de Haddaway? Probablemente, sea todo esto. Pero, principalmente, es solo tener ojos para una persona, pensar en ella constantemente.

El problema de San Valentín no es el amor. Amar es una necesidad como el comer o el dormir. Y ser amado, igual. ¡Qué horroroso es cuando dices “te quiero” y la otra persona te contesta “¿qué?”. El problema de San Valentín tampoco es que sea una fecha consumista. El primer domingo de mayo, el Día de la Madre, lo es y no nos rompemos las vestiduras por comprarle unas flores o hacerle *gasto cero* un dibujo. El problema de San Valentín tampoco es que sea una fiesta de masas. Vivimos en una sociedad masificada. Aunque haya mucho “guay” que, por diferenciarse del resto, le guste decir: “Yo lo celebro los otros 364 días del año.” El problema, tristemente, es que, tengamos o no pareja, no estamos enamorados.

Si tuviésemos ojos solo para una persona, que levante la mano quién no sonreiría ante un mensaje suyo que dijera, por ejemplo: “Feliz San Valentín. Eres una de esas bonitas canciones que uno siempre lleva en la cabeza”

20 comentarios el “Otro año más, San Valentín

  1. itziarms
    14 febrero, 2013

    Discrepo en una cosa🙂
    ¿Por que no un lunes, o un martes o cualquier día? ¿Por que el día de San Valentin o el de el aniversario o una fecha señalada?
    A mi personalmente me haría mas ilusión un mensaje inesperado, sin venir a cuento de nada, cualquier día. Un “Buenos días princesa” un lunes por la mañana….

    • elbauldelapique
      14 febrero, 2013

      Pero es que no son excluyentes, qué manía.

      Este jueves puede ser como uno cualquiera para acabar la velada en el suelo del salón con una botella de cava, velas y unas anchoas, como lo haré yo. Pero es que también lo hice hace dos semanas, pero cambiando el escenario por la cocina, mientras nos decíamos cosas a los ojos.

      Cualquier día es bonito para el amor, para que te lean un cuento al llevarte de la mano a la cama, para que te despierten con tu canción preferida… y, por eso mismo, hoy también.

      Os negais a hacerlo este día, cuando lo bonito es hacerlo.

      Y, por otro lado: Congratulations por tus letras tan bien juntadas, Marta.

      • Trenzando
        14 febrero, 2013

        Estoy totalmente de acuerdo. Puedes celebrarlo cualquier día del año y ¡hoy también! Con rosas y cava o con pan y vino. ¡Qué más da si tienes con quien celebrarlo!

        Muchísimas gracias por tus cariñosas palabras🙂

  2. Daniel Cuñado
    14 febrero, 2013

    Muy interesante y como siempre da gusto leerte🙂
    Será un poco por el paso del tiempo (llevo 10 años de matrimonio y tres niñas), otro poco por la madurez y un mucho por mi personalidad, pero para mí amor -que no enamoramiento- es lo que describe The Cure en Plainsong (Disintegration, 1989):

    “I think it’s dark and it looks like rain” you said
    “and the wind is blowing like it’s the end of the world” you said
    “and it’s so cold it’s like the cold if you were dead”
    and then you smiled for a second.

    “I think I’m old and I’m in pain” you said
    “and it’s all running out like it’s the end of the world” you said
    “and it’s so cold it’s like the cold if you were dead”
    and then you smiled for a second

    Sometimes you make me feel like I’m living at the edge of the world
    Like I’m living at the edge of the world
    “It’s just the way I smile” you said

    • Trenzando
      14 febrero, 2013

      Me ha recordado a los poemas de Miguel D´Ors que describen un amor adulto, estable, sin velas, ni champán, ni sorpresas pero donde no se puede vivir sin esa persona.

      Muchas gracias por descubrírmelo.

  3. Carlos
    14 febrero, 2013

    “Me niego a pensar que el amor sea sacrificio.” NO ES, pero lo implica. Y en gran parte. Salir con tu gemelo sería más cómodo, pero los hijos te salen hechizados.

    • Trenzando
      14 febrero, 2013

      Con una bruja, también.

    • Álvaro Bermúdez Caballero
      14 febrero, 2013

      ¿Qué problema tienes tú con Carlos II? Si tuvo la decencia de morirse en 1700 clavado.

      • Carlos
        14 febrero, 2013

        Ya, pero, joder, qué feo era el tío. Cuando de pequeño mis padres me hablaban del coco me enseñaban un retrato suyo. Y yo acojonado. True story.

      • Álvaro Bermúdez Caballero
        14 febrero, 2013

        Oye, qué malos tus padres.

  4. Miguel
    14 febrero, 2013

    Coincido en que cualquier día es bueno para celebrar que estás enamorado o que amas a una persona. Pero lo mejor que tiene San Valentín es que da una oportunidad a todos esos/as tímidos/as para decir “aqui estoy” y probar suerte. Me imagino la cantidad de buenas cosas que habrán salido de días como hoy =)

  5. la buhardilla de james
    14 febrero, 2013

    Personalmente me la suda San Valentín, es decir, ni me va ni me viene,. ni me molan los guays que van de que no lo celebran ni los cursis regala bombones… una tía en FB ha puesto esto… de verdad hay más tías que piensen así? Donde se va en el S XXI con esta mentalidad?

    “.A todas nos gusta un regalito (la que no miente). Asi que pobrecito de aquel que no tenga un detallito con la parienta (las niñas perdonan pero no olvidan).”

  6. Pati
    16 febrero, 2013

    Estoy contigo respecto lo de que “El amor de un hombre por una mujer es quitarse la chaqueta cuando hace frío.” Gracias a Dios, muchos de mis amigos lo hacen conmigo cada vez que me ven con frío. Y no, no quieren nada conmigo.

    Buen post e interesantes (y muchas ciertas) reflexiones.

  7. ultimoyuppie
    17 febrero, 2013

    un post bastante transgresor, me encanta!
    http://elultimoyuppie.blogs.elle.es/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14 febrero, 2013 por en Relaciones, Sin categoría y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: