TRENZANDO

35 mujeres peligrosas

Para esta entrada, he intentado recabar opiniones masculinas. Pero las respuestas han sido tan desalentadoras (“No te fíes nunca de una mujer que deja las cosas a medias. Es de mala mujer” o “No te fíes de las que tengan el cromosoma repetido”) que he preferido hacer un Juan Palomo. Y sí, me gustan las listas. Sí, me gusta el orden. No, no me gusta un Zara en rebajas.

……………………………………………………….

1. No te fíes de las mujeres que no beben. Tienen, al igual que las que no miran a los ojos, algo que ocultar.

2. De la tonta del “frappuccino, muffin e instagram” o de su hermana fina “té helado, macarons y blog”, se ha hablado sobradamente. Huye de ellas como de la que, cuando le invitas a cenar, pide cuatro hojas de lechuga sin aliñar y acaba picoteando de tu plato. Probablemente, las patatas fritas.

3. No te fíes de las mujeres sirena que muevan el culo cuando bailan. Son muy peligrosas.

4. No te fíes de las mujeres que solo leen libros como “Crepúsculo” o “50 sombras”. Puede resultar divertido tratar de cultivarlas pero, si siguen soñando con Christian Grey pasada cierta edad, son un caso perdido

5. No te fíes de las mujeres a las que no les gusta ir de tiendas. Aquellas para las que vestirse es una una necesidad más. Tampoco te fíes de las mujeres que se saben cada marca, cuándo recibe ropa cada tienda y el nombre de todas las dependientas. Estas te dejarán sin un duro.

6. No te fíes de las mujeres que te mandan un mensaje de “Estoy llegando” cuando están saliendo de su casa. Vas a tener que estar esperándolas toda tu vida y solo podrás regañarles con un cariñoso “Eres una tardona”.

7. No te fíes de las mujeres que cambian mucho de perfume. Son inestables. Es el paralelo femenino a los hombres que cambian de equipo de fútbol.

8. No te fíes de las mujeres que van al cuarto de baño en grupo. Es cierto. Algo traman.

9. No te fíes de las mujeres que mascan chicle o hablan a gritos. Repito. Ninguna otra virtud compensa la mala educación.

10. No te fíes de las mujeres que solo hablan de la ropa, solo hablan de deporte y dietas o solo hablan de trabajo. Pero, sobre todo, no te fíes de las mujeres que solo hablan de hombres o de un hombre en particular.

11. No te fíes de las mujeres que hablan mucho. Carecen de esa voz interior que se pregunta: -¿Te estoy aburriendo? -Sí, querida. ¿Has acabado ya?

12. No te fíes de las pedantes y marisabidillas. La única que tiene respuestas para todo es la Wikipedia.

13. No te fíes de las mentirosas. Tienen ingenio y buena memoria.

14. No te fíes de las mujeres que dicen: “Me apuesto lo que quieras a que yo me he acostado con más tíos que tú con tías”. ¿Qué va a ser lo siguiente? ¡Una competición de eructos! Groseras no, gracias.

15. No te fíes de las mujeres que no hacen el amago de pagar la cuenta y que, efectivamente, la pagan. Robacopas, no gracias. La tacañearía es mucho más que un problema de dinero.

16. No te fíes de las mujeres que intentan cambiarte, hacerte mejor o te critican y juzgan constantemente pues tocar las pelotas constituye su placer en la vida y, cuando te hayan dominado, no les gustarás. Así que moralistas metomentodos no, gracias.

17. No te fíes de las mujeres que te dicen: “Mi corazón late al ritmo de tus mensajes”. Cursis tampoco, gracias.

18. No te fíes de las mujeres que no saben decir NO. Son presa fácil de argentinos. Ni de las que no aceptan un NO por respuesta. Niñatas consentidas no, gracias.

19. No te fíes de las mujeres que te dicen: “No pasa nada”. No saben enfrentar los problemas y les da miedo discutir. Prefieren fingir que todo va divinamente pero, cuando estallan, son un puto volcán en erupción.

20. Distinto es el caso de las mujeres que te cuentan sus problemas en la primera cita. Tienen un millón más que contarte en las siguientes. Huye de las indiscretas y/o depresivas.

21. No te fíes de las mujeres que tienen muchos amigos. La amistad hombre-mujer es poco frecuente. La experiencia me dice que, si ella cree que tiene diez amigos íntimos, uno lo será y los otros nueve están intentando tirársela.

22. Tampoco te fíes de las mujeres que tienen muchas amigas porque estoy segura de que alguna de ellas va intentar convencerla para que no se acueste contigo. 

23. No te fíes de las mujeres que adaptan sus gustos a los tuyos e imitan sutilmente todo lo que haces. Son incapaces de tener una vida propia y muy aburridas.

24. No te fíes de las mujeres que te escriben constantemente por WhatsApp o te dicen: “deja de salir con tus amigos y hazme caso”. Son mujeres que nunca se sienten lo suficientemente deseadas y apreciadas. Quieren atención 24 horas al día. El siguiente paso será que vendas la PlayStation o te des de baja del Canal Plus para que paséis más tiempo juntos.

25. No te fíes de las mujeres que no quieren amar y ser amadas porque están heridas. Ni de las feminazis, que odian a los hombres, porque nunca podrás dejarlas pasar delante tuyo para admirarles el trasero.

26. Las mujeres, por regla general, no tienen problema en expresar sus sentimientos, sino en controlarlos y no dejarse llevar por los impulsos. Hay muchas variantes: la histérica, la celosa, la quejica, la monta-pollos, la drama queen… Huye de todas ellas.

27. No te fíes de las mujeres que sueñan con ser una princesa Disney. La versión femenina del Peter Pan busca un príncipe azul con el que vivir romances y aventuras de película. Pero su mundo de fantasía, con los años, se hace añicos, convirtiéndose en una princesa amargada y mordaz.

28. No te fíes de las mujeres que se enamoran de ti antes de que tú hayas percibido del todo su existencia, eligen los nombres de vuestros hijos en la primera cita o reservan iglesia para casaros cuando lleváis dos meses saliendo (historia basada en hechos reales). Además de que están como una regadera, tienen un profundo pozo interior que intentan llenar desesperadamente con un hombre. Es casi imposible librarse de ellas sin un trauma. Todo su amor se volverá odio, cuando las rechaces.

29. No te fíes de una mujer que nunca haya dicho “Me voy a hacer lesbiana” o “Pues sí, es guapa, pero no es para tanto”. ¡Son alienígenas!

30. No te fíes de las mujeres que dicen: “Estoy embarazada. ¡Es broma!” Tienen un serio problema de retraso mental.

31. No te fíes de las mujeres que tienen la sonrisa de Kristen Stewart, es decir, ninguna.

32. No te fíes de las mujeres que, cuando les haces una inocente broma, no se ríen, sino que se les hincha la vena del cuello y se les llenan los ojos de resentimiento. Suelen ser mujeres inseguras y muy susceptibles, que miran con lupa cada una de tus palabras y acciones en busca de signos de desdén hacia su persona. ¡Qué pereza!

33. No te fíes de las mosquitas muertas, que esas son las peores (leer con voz de madre).

34. No te fíes de las mujeres que no están un poco locas.

35. No te fíes de las mujeres de las que sí te puedes fiar, pero de las que te puedes enamorar.

31 comentarios el “35 mujeres peligrosas

  1. La Biperina Folclórica
    8 febrero, 2013

    6. No te fíes de las mujeres que te mandan un mensaje de “Estoy llegando” cuando están saliendo de su casa. Vas a tener que estar esperándolas toda tu vida y solo podrás regañarles con un cariñoso “Eres una tardona”.

    Esta soy yo. Lo siento, no lo puedo remediar.

    • Trenzando
      8 febrero, 2013

      Yo también me he tropezado con el punto 6 muchas veces. Lo que hago es pensar que quedo 30 minutos antes. Así siempre llego a tiempo!

      • La Biperina Folclórica
        8 febrero, 2013

        Eso es autoengaño Marta. Aunque ponga 2 h antes la alarma llegaré tarde

      • Antonio Rodilla
        8 febrero, 2013

        Estoy con Biperina Folcórica: autoengaño total.

      • Trenzando
        8 febrero, 2013

        Tú encima lo has sufrido :p

      • Antonio Rodilla
        8 febrero, 2013

        Mira que no quería decir nada…😀

  2. Paco
    8 febrero, 2013

    Echo de menos el: no te fies de las mujeres que hablen mal de sus amigos, de su madre o de sus ex… ¿¿¿quién puede hablar mal de su madre aunque tenga motivos???

  3. Pati
    8 febrero, 2013

    Yo también lo he echado de menos. No se habla mal nunca ni de padres ni de abuelos. Lo raro son las mujeres que no critican a otras, por desgracia, pero es tema aparte.

    • Trenzando
      8 febrero, 2013

      Somos muy duras entre nosotras. Una pena.

      ¡Gracias Pati!

  4. itziarms
    8 febrero, 2013

    Eres grande Martita🙂

  5. Carlos
    8 febrero, 2013

    Para qué fiarte de una mujer pudiendo ser simplemente un hijo de puta?

    • Pati
      9 febrero, 2013

      Dice poco de ti. No te fíes si no quieres, pero no vayas a mal antes de saber si la tía se lo merece o no. Cuestión de ser noble, básicamente.
      De todas formas (y no por llamarte cerdo, entiéndeme), “a todo cerdo le llega su San Martín”. Ya te llegará el día en que te enamores (de verdad, que no es fácil) de alguna y sea ella la que sea una hija de puta contigo. Karma.

      Un saludo.

      • Trenzando
        9 febrero, 2013

        clap.clap.clap.

      • Pati
        9 febrero, 2013

        Por cierto, no es hijo de puta el que quiere sino al que le dejan. No todas las tías nos tragamos las mismas tonterías o nos conformamos con cualquier cosa.
        Del mismo modo te digo que lo de ser noble, buena persona y decente es una virtud, casi un privilegio del que no puede presumir todo el mundo. Y para prueba un botón.

      • Carlos
        9 febrero, 2013

        Jaja! Excelente respuesta.

  6. Pries
    8 febrero, 2013

    No te fíes de las mujeres que insisten en quedar con un tío y te dicen “si no quiere nada conmigo”.

  7. asaval
    9 febrero, 2013

    Ahora toca listas de gente que SÍ. Por ponerte retos lo digo😉.

  8. yo misma
    10 febrero, 2013

    que mal, que mal… aunque sea levemente, me veo reflejada en un montón de estas mujeres. Soy una perfecta imperfecta

  9. Alicia (escapology)
    14 febrero, 2013

    Lo bueno es que estas 35 mujeres peligrosas siempre pueden achacarlo todo a las hormonas.
    Me he sentido reflejada en varios en algunos momentos. Respiro aliviada pensando que nada es crónico. Las hormonas otra vez!

    • Trenzando
      14 febrero, 2013

      Las hormonas son muy, muy peligrosas y todas somos víctimas de ellas. Gracias por el comentario, Alicia🙂

  10. Mdelabahia
    15 febrero, 2013

    Jajajajaja esos 35 consejos me llegan algo tarde…
    Por cierto, me quedo con la 35….

  11. Crisdo
    4 marzo, 2013

    Madre mía, me siento taaaan identificada con el punto 32, que hasta me siento ofendida, jajajaja. Gran entrada.
    Me apunto el blog en el planetaki.
    ¡Saludos!

    • Trenzando
      6 marzo, 2013

      Todas somos un pelín orgullosas. No te preocupes!
      Gracias por leerme🙂

  12. A lo mejor llego muuuuy tarde…

    Falta un punto 36, o yo si hubiera hecho un No te fies de los hombres habría terminado con un: “No te fíes jamás de mí”

    • Trenzando
      4 abril, 2013

      En tu caso, no debería ser el último sino el primero.

  13. Ángela
    10 abril, 2013

    No te fíes de nadie, hubieras acabado antes😛
    Pero yo.. no sé, prefiero fiarme y seguir dándome golpes, es más entretenido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 8 febrero, 2013 por en Relaciones, Sin categoría y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: