TRENZANDO

35 hombres de los que no te puedes fiar

1. No te fíes de los hombres que solo beben agua. Ser abstemio es una decisión que se toma tras una borrachera salvaje que acaba en orgía o en los juzgados de Plaza Castilla. También tienen algo que ocultar los que beben Coca-Cola light, con o sin ron.

2. Del tonto del Gintonic se ha hablado sobradamente. Huye de él como del que pide la carne muy hecha, limón para el pescado o ketchup para una ensalada.

3. No te fíes de los hombres que bailan. El hábitat natural de un hombre es la barra del bar y su mejor amigo, el barman.

4. No te fíes de los hombre que lo único que leen es la caja de cereales mientras desayunan porque quién desayuna avena y fruta carece de sueños y hay que leer, cojones. Como dice una amiga mía: “Si vas a su casa y no tiene libros, huye”

5. No te fíes de los hombres que saben más de ropa que tú. Querrán acompañarte de tiendas. Lo que es muy aburrido, salvo que se metan en el probador contigo.

6. No te fíes de los hombres que llevan chanclas, riñonera, chaleco, náuticos, chándal y un largo etcétera. Acabarás siendo su personal shopper. El buen gusto se aprende… en casa.

7. No te fíes de los hombres que tardan más que tú en arreglarse. Llegarán tarde a todas las citas. La puntualidad no es solamente una virtud de reyes o de gente que no tiene nada que hacer y lo bueno no se hace esperar.

8. No te fíes de los hombres que su perfume habla más que ellos. Corres el riesgo de quedarte sin olfato. Si usa la misma colonia que tu sobrino (Nenuco), huye.

9. No te fíes de los hombres que no se lavan las manos después de ir al cuarto de baño. Es algo tan obvio que no necesita explicación.

10. No te fíes de los hombres que hablan mientras comen o no saben usar los cubiertos. Ninguna otra virtud compensa la mala educación.

11. No te fíes de los hombres que solo hablan de deporte. Acabarán poniéndote a dieta y apuntándote a su gimnasio.

12. No te fíes de los hombres que solo hablan de trabajo. Siempre tendrán que preparar una reunión o informe de última hora en el momento más inoportuno y estarán más pendientes de su móvil que de ti.

13. No te fíes de los hombres egocéntricos. “Yo, mi, me, conmigo”. Piensan que todo sucede solamente para que ellos tengan de que hablar.

14. No te fíes de los listillos sabelotodos que han leído muchos libros y creen tener todas las respuestas. Intentarán quedar siempre por encima tuyo y lo que harán será quedar como imbéciles.

15. No te fíes de los mentirosos. La segunda peor clase de hombres son los mentirosos. La primera, los políticos.

16. Nunca te fíes de los casados que van a dejar a su mujer pero que no encuentran el momento. Jamás.

17. No te fíes de los hombres que presumen del número de mujeres con las que se han acostado. Hay dos tipos de hombres: los que follan y los que lo cuentan.

18. No te fíes de los hombres que no tengan la cartera en la mano cuando haya que pagar la cuenta. Cutres no, gracias.

19. No te fíes de los hombres que te dicen lo que tienes que hacer o no hacer. Metomentodos no, gracias.

20. No te fíes de los hombres que te dicen “soy capaz de bajarte las estrellas para observar si son tan brillantes como tu sonrisa” Cursis tampoco, gracias.

21. No te fíes de los hombres que te dicen “te importaría que viera a otra gente” o “yo no soy fiel, soy leal”. A otro perro con ese hueso.

22. No te fíes de los hombres que te dicen “te quiero”. No sé quién lo dijo pero, quién lo dijese, lo dijo muy bien. Los “te quiero” antes del sexo no valen. Durante, tampoco. Después, depende.

23. No te fíes de un tío que te llame “teta”, salvo que quieras pasar las vacaciones en Gandia Shore. Tampoco de los que utilizan expresiones como “amol”, “churri” o “cari” ¿Qué tipo de retraso mental tienen?

24. No te fíes de los hombres que te controlan la última hora de conexión del WhatsApp o te dicen “llévate siempre el cargador del móvil en el bolso para que te pueda llamar en cualquier momento” Por mucho que nos queramos, esto es acoso.

25. No te fíes de los hombres que no son amigos de sus amigos, ni de los que hablan mal de su madre o de su ex. Hablan mal de ellos.

26. Tampoco te fíes de los hombres que hablan mucho de su ex. Están colados por ella. No pierdas tu tiempo.

27. No te fíes de los hombres que no necesitan nada, ni a nadie. Suelen ser los más necesitados pero no saben pedir ayuda.

28. Muy peligrosos son también los hombres que no saben expresar sus sentimientos y hay que sacárselos con un sacacorchos. Boring. Igual que los que carecen de iniciativa y no dan el primer paso. Boooooring.

29. No te fíes de los hombres que buscan una novia-madre. Son débiles e inmaduros aunque sea más cool decir que están bajo el síndrome de Péter Pan.

30. No te fíes de los que siempre ven el vaso medio vacío. Son depresivos, llorones y destructivos. Acabarás siendo su psicóloga/paño de lágrimas.

31. No te fíes de los hombres que no saben disfrutan de la vida, ni dejan disfrutarla a los demás. Lo único amargo que me gusta es el café.

32. No te fíes de los hombres que no tienen sentido del humor. Nunca les podrás decir una verdad.

33. No te fíes de “Don Perfecto”. Su perfección es su mayor defecto.

34. No te fíes de los hombres que no están un poco locos.

pascal

35. No te fíes de los hombres de los que sí te puedes fiar pero de los que te puedes enamorar.

28 comentarios el “35 hombres de los que no te puedes fiar

  1. Juan Tallón
    7 febrero, 2013

    La clave está en el punto 34.

    • Trenzando
      7 febrero, 2013

      Los locos son los únicos que dicen estar cuerdos.

      Gracias, Juan.

  2. Antonio Rodilla
    7 febrero, 2013

    36. No te fíes de los hombres.

    • Trenzando
      7 febrero, 2013

      No soy una feminazi. Aunque, a veces, lo haya pensado.

      • asaval
        7 febrero, 2013

        Esperamos la lista detallada de las mujeres.

      • Trenzando
        7 febrero, 2013

        Me has leído la mente. Mañana, si Dios quiere, la publicaré.

      • Álvaro Bermúdez Caballero
        7 febrero, 2013

        Continuando a Antonio:

        37. No te fíes de los hombres que creen en las propinas y no les gusta K-Billy y el Supersonido de los 70.

  3. Carlos
    7 febrero, 2013

    No te fíes de los cínicos. Su pose intelectualoide y esnob acabará agotándote.

  4. María
    7 febrero, 2013

    Demasiados no te fíes, diría yo. No te fíes del que te de malas vibraciones, del que te dice una cosa y tú no te la estás creyendo y punto. Muchas veces saber de quien puedes fiarte y de quien no es evidente, el problema es que no siempre queremos verlo.

    Un saludo

    • Trenzando
      7 febrero, 2013

      Los tipos poco fiables no siempre son fluorescentes. Nunca está de más avisar de su existencia. Otra cosa es nuestra ceguera natural. ¡Qué difícil es quitarle la venda de los ojos a una mujer enamorada!

      Gracias por el comentario, María.

  5. jmencia
    7 febrero, 2013

    Fiarse es de cutres. Quiere o no quieras. Pero ya.

    • Trenzando
      7 febrero, 2013

      Son cosas distintas, mon ami. Aparte no puedes querer a nadie, si no te fías de él.

  6. Alicia
    7 febrero, 2013

    Buenísimo… aunque me deja pensando: “¿y entonces…?
    Si fuera una película respondería “…y entonces llegó él”; pero no, así es más divertido.
    Espero la lista femenina (mañana, he leído por ahí arriba…)

    • Trenzando
      7 febrero, 2013

      Jajaja. Probablemente, llegue él con su cinturón de Armani y hebilla gigante del águila y rompamos todas las listas.

      Pero de momento son un buen filtro.

      Gracias, Alicia.

      Hasta mañana.

  7. carmela g
    7 febrero, 2013

    Pues creo que yo no conozco a ningún tipo que se salve si tengo en cuenta todas estas premisas!… ;^) y la verdad es que paso de teorizar porque al final…aparece cualquier cantamañanas que me parece majo y me como con patatas la mitad de mis teorías,así que… asumo que admito pulpo como animal de compañía.

    • Trenzando
      7 febrero, 2013

      Si el pulpo es a la gallega, yo también. :p

      ¡Gracias por el comentario!

  8. Paco
    7 febrero, 2013

    Tanto no te fies, no te fies… yo pienso lo mismo de las mujeres, y por eso estoy más solo que la una… jajajaja

    • Trenzando
      7 febrero, 2013

      La prudencia evita muchos disgustos. Pero tan malo es fiarse de todo el mundo como no confiar en nadie.

      ¡Gracias por el comentario!

    • La sorprendida
      18 febrero, 2015

      Es lo mejor!!

  9. Maria Vidal
    7 febrero, 2013

    Que bien me habría venido esta lista a mis veintipocos!!
    Gracias, ha sido un placer leerte.

  10. OdBP
    7 febrero, 2013

    Vaya la conclusión que no nos fiemos de ninguno no? Pero al final enamoradas nos fiamos hasta del hombre con las 35 juntas… si así de tontas somos (aunque ellos también…)

  11. La Biperina Folclórica
    8 febrero, 2013

    Los que llevan a las mujeres más jóvenes que ellos como si fueran un trofeo. A esos fuego, mucho fuego.
    Una vez estuve con uno que no comía nada, solo una vez que salí con él, yo creo que fue gordo. Y encima pagamos a medias, el tío mierdas.

    • Trenzando
      8 febrero, 2013

      Jajaja. Yo también tengo alguna anécdota así que prefiero no recordar. Viejo, gordo y tacaño huye a la hoguera.

  12. Pingback: No eres tú, sos vos « TRENZANDO

  13. alijoe
    8 marzo, 2013

    -te importa pagar esta vez a ti? es que me he debido de dejar la cartera en casa
    – tranquilo, no habrá una próxima en la que tengas que pagar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 7 febrero, 2013 por en Sin categoría.
A %d blogueros les gusta esto: