TRENZANDO

Visitarás al enfermo

Sí, Mamá tenías razón. Estoy “malita”. Deja de repetirme “lo sabía” y “te lo dije”. El sábado debería haber salido con abrigo, bufanda y guantes como me advertiste pero ni lo hice, ni lo volvería a hacer. El “Vaya yo caliente, ríase la gente” es una mentira piadosa que decimos a los niños pequeños para que se pongan el pasamontañas cuando van al colegio.

Yo soy yo presumida  y mis circunstancias mis desgracias, como esta gripe, y mis amigas las cuales anoche invadieron mi casa, mi soledad y mi silencio, cumpliendo el samaritano mandamiento de visitar al enfermo que es una cortesía social afortunadamente en desuso.

Hemos pensado que te aburrías y nos hemos acercado a verte”. ¿Quién se aburre teniendo libros, películas e Internet? “Te hemos traído bombones y helado”. Lo mejor para la garganta, sin duda. ¿Queréis que engorde? “Pero qué buena cara tienes”. Me estás diciendo qué normalmente tengo peor cara. ¡Esta nariz hinchada, estos ojos lacrimosos y esta tos no me representan! “Te quejarás con lo bien que estás en casa”pero si en mi casa el único que me hace caso es el perro. “El viernes ya estás buena”. ¡Os pensáis que es una enfermedad imaginaria para no ir a trabajar! ¿Y qué te ha dicho el médico?  pues lo mismo que leí en Google: antibiótico.“Tú lo que necesitas es descansar y mimos”. Espero, sinceramente, que vosotras, cuando enferméis, sigáis este magnífico consejo profesional y no piséis una farmacia.

Estas frases también se repiten con los novios que cuando estás enferma creen que tienen que cuidarte, arroparte y prepararte un vaso de leche caliente con miel. Se agradece la buena intención pero esto no suma puntos. Normalmente, las mujeres amamos a quién menos se lo merece. Y es contraproducente. No enfermo bellamente como Liv Ullmann en la película Persona de Ingmar Bergman (foto de esta entrada), ni la fiebre no es un Gin tonic que me hace más divertida y cariñosa. Así que si me quieres y me quieres seguir queriendo, príncipe azul, muéstrame tu preocupación mediante un WhatsApp y no te acerques porque, como habrás deducido, estoy de pésimo humor.

 

 

Un comentario el “Visitarás al enfermo

  1. carla
    19 mayo, 2013

    quiero seguir leyendote sin parar. eres una gran genialidad. enhorabuena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 12 diciembre, 2012 por en Relaciones y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: