TRENZANDO

35 ideas sueltas y un ruego (II)

1. Me criticaba un tuitero la entrada anterior de la que esta es continuación, diciendo que “No me importa ser masa si sé que lo soy y conozco mis límites” . Por masa, no se entiende el obrero sino “el hombre medio” que puede ser abogado, profesor, ingeniero o periodista como tú. El hombre medio no se considera masa, tiene un título, unos estudios y una experiencia. El hombre medio se considera cualificado, alguien“que sabe” y esta sabiduría le lleva a querer predominar fuera de su especialidad y a comportarse como un absoluto ignorante en la mayoría de los temas. El hombre medio no conoce sus límites habla de política, arte, religión, fútbol y de los problemas generales del mundo con la mayoría alegría. El hombre medio no está preparado para hablar pero no puede callar. Un ejemplo reciente es el excelente actor, Alberto San Juan, al afirmar “No se puede ser intelectual de derechas”. Me da miedo preguntarle qué opina de la intelectualidad católica.

2. ¿Cómo huir de la masa? ¿Cómo saber más que algo? Goethe aconsejaba para forzar la inteligencia “escuchar una corta canción, leer una hermosa poesía, ver una buena pintura y, si fuera posible, hablar unas pocas palabras sensatas”. Cada maestrillo, tiene su librillo. El mío (en pruebas, fase beta) se basa en ser de naturaleza curiosa (una virtud y un castigo), leer y estudiar hasta que se me cierran los ojos y discutir mucho. Una de las mejores decisiones de mi vida fue apuntarme al Club de Debate de la universidad.

La dialéctica (arte de discusión bien entendida) fue el método filosófico por excelencia en las escuelas griegas y, durante la Edad Media, en la escolástica no degenerada. Considero que aún lo es. El conocimiento se edifica confrontando tu visión de las cosas con otras posiciones que, más o menos, siempre se pueden reducir a la antagónica. La controversia te permite reafirmar tus teorías, perfeccionarlas y, en algunas ocasiones, cambiar de opinión pues ni yo tengo siempre la razón, ni el resto siempre está equivocado. Pero vivimos en la época del “discutir no sirve de nada”. Las tertulias no están de moda salvo si son televisadas.

3. No se conversa. Google y Wikipedia han terminado con las discusiones entre amigos. No puedes decir nada sin que alguien lo compruebe inmediatamente en su teléfono móvil. Aparte está esa hipersensibilidad del español que confunde el ataque a una idea con el ataque a su persona. Hemos impreso en nuestra memoria la frase de Forrest Gump.  Cuando nos dicen “eso es una tontería” sentimos que nos han llamado tontos. Todo lo tomamos como una ofensa personal e imperdonable. Cierto es que es más fácil vivir en conflicto que en paz y esfuerzo.

4. Aclaración al punto 2: huir de la masa no es caer en el ridículo de rechazar todo lo que esta genera o dejar de tomar gintonics y de escuchar The Balck Keys porque se han popularizado. Hay mucho osado que se cree Unamuno y va por la vida diciendo “¿De qué se trata? ¡Porque yo me opongo!

5. ¿Por qué saber? ¿Por qué ser culto? Me remito a Ganivet que lo explica mucho mejor que yo “Las transformaciones de los sistemas políticos no dependen de cambios exteriores, sino del estado social; un pueblo culto es un pueblo libre; un pueblo salvaje es un pueblo esclavo, y un pueblo instruido a la ligera, a paso de carga, es un pueblo ingobernable. Las libertades las tenemos dentro de nosotros mismos; no son graciosas concesiones de las leyes”

6. Citar es una cosa dificilísima que debe hacerse con el mayor cuidado. Algunos autores cuando se ven citados por otros sentirán un gran honor, otros se revolverán en sus butacas o en sus tumbas. Espero que ninguno se ofenda por esta entrada.

7.  Aunque parezca mentira saber es útil hasta para echar un polvo como ejemplifica este caso práctico del IE.

Un cura va conduciendo cuando ve una monja parada a un lado de la carretera esperando el autobús. El hombre se detiene y le ofrece llevarla hasta su destino. Al sentarse la monja en el asiento del copiloto, su hábito se abre un poco y deja ver una hermosa pierna. Cuando el cura lo advierte casi ocurre un accidente, consigue controlar el coche aunque no resiste la tentación y pone la mano en la pierna de ella. La monja mira al cura y le dice: Padre, recuerde el Salmo 129. El cura retira rápidamente su mano y pide disculpas, pero sus ojos se resisten a dejar de mirar la pierna, por lo que, la monja le vuelve a reiterar: Padre, recuerde el salmo 129 . El cura, contrariado, retira la mano y trata de disculparse. La carne es débil, hermana.Llegan a su destino y ella mira al cura significativamente y le agradece el favor de haberla acercado a su destino. El cura prosigue su viaje y cuando llega a su destino corre a ver lo que dice el salmo 129:“Sigue adelante e inténtalo. Alcanzarás la gloria”.

8. La inteligencia es sexy. Esto claro no lo sabes cuando vives tu primer amor que suele ser el único instintivo, irracional y bastante dramático.

9. Te quiero se dice demasiado. Y demasiado pronto.

10. Ser catalán no es ser antiespañol. Ser catalán tampoco es ser nacionalista. El nacionalismo es creer que el hombre desciende de distintos monos, como decía Jaime Perich, o que tiene distintos grupos sanguíneos. Ni siquiera hablar catalán te hace catalán. Yo hablo inglés y más me gustaría tener un pasaporte yanqui. Ser catalán es vivir y trabajar en Cataluña.

11. Gracias Jordi Évole por enseñarme que las clementinas pasan una fase de selección como en un concurso de belleza. Eres un ñoño, siempre opinando de moral y de conducta. Una pena que tus ideas sobre la vida no coincidan con tu conducta. Un buen reportaje sobre #tirarcomida es “Los espigadores y la espigadora” de Agnès Varda http://www.youtube.com/watch?v=JjKmXzAbJ4A

12. La coherencia es muy importantes para mí. No tomo en serio a nadie por muy buenas ideas que tenga si entre estas y su forma de vivir hay más de un metro de distancia.

13. Díaz Ferrán es uno de los mayores sinvergüenzas de la democracia.

14. Criticar la corrupción de los políticos y ensalzar las virtudes del pueblo es populismo, Sr. Alberto Garzón. Los políticos no crecen en las ramas de los árboles. Nacen del pueblo y son elegidos por el pueblo. Vamos, como usted.

15. Comprendo que es más fácil echarle la culpa a Zapatero o, ahora, a Rajoy de tus problemas que asumir que has vivido por encima de tus posibilidades con tu casa, tu BMW y esos bocadillos de jamón serrano del bueno que te llevabas al fútbol.

Toda crisis es un compuesto de muchas culpas.

16. También es más fácil ser caritativo con el dinero ajeno que con el propio. Nos parece fatal que Amancio Ortega done SÓLO el 0,05% de su patrimonio a Cáritas o que Mercadona no regale la comida que le sobra a comedores sociales o que un banco desahucie al moroso.

Importante: no hay mayor caridad que vivir del trabajo propio y no del de los demás.

17. En cualquier caso, tenemos una clase política desastrosa (¿la que nos merecemos?) que vive al día, sin un proyecto, parcheando los problemas y donde dije digo, digo diego: subida del IVA, reducción de las prestaciones por desempleo o la reciente mora temporal en las hipotecas.

18. Espero, deseo y rezo para que no se atrevan con la dación en pago obligatoria. Macroeconómicamente está demostrado que conlleva un desincentivo al pago de la deuda, produce efecto llamada a la desvalorización y fomenta el abandono del inmueble. Y este riesgo no lo va a asumir el banco sino el consumidor mediante un incremento de los tipos de interés que tiene que pagar.

19. Partiendo de que la religión es ideología y que vivimos en un estado aconfesional, no debería estudiarse en los colegios públicos, ni como asignatura voluntaria. Sí soy partidaria de una asignatura como “Introducción al hecho religioso” o historia de las religiones. También echo de menos historia de la filosofía, urbanidad o derecho. La educación es la gran asignatura pendiente de todos los gobiernos.

20. Me encanta que Telemadrid esté en huelga ¿Cuántos sueldos nos estamos ahorrando? Claro que me gustaría más que no hubiera televisiones públicas al igual que no hay periódicos públicos.

21. Nada es gratis y lo público menos.

22. Es curioso como movimientos fundamentales en nuestra historia (sindicalismo o feminismo) han degenerado en monstruosos parásitos.

23. Estoy en contra de la paridad pues es admitir que yo como persona no soy válida para ocupar un puesto pero como mujer sí lo soy. Estado, no te metas en mis tetas.

24. La frase “vieja Europa” no es un tópico sino una realidad. Que permanezca unida es una utopía un desafío.

25. Un juez no es Josué, ni Samuel, ni un moralista, ni un abogado de “la humanidad”, ni el servidor de los poderes públicos, ni un policía, ni un economista, ni un político, ni un sociólogo sino alguien que enjuicia. Sui cuique iure tributio. Punto.

26. Estamos necesitados de héroes que nos hagan volver a creer en la humanidad. El último, el paracaidista austríaco Felix Baumgartner, duro poco más que su salto a la estratosfera.

27. Una de las cosas que van a desaparecer es la intimidad. Y la causa no es sólo los modernos sistemas de espionaje sino nuestra estupidez (¿a quién se le ocurre pregonar en Twitter que has perdido la virginidad?) y vagancia (“qué pereza entrar a la configuración de Facebook y cambiarla”)

28. Dime tres lujos de primera necesidad: la conexión a Internet, el iphone y el café Nespresso.

29. Spotify es un gran invento pero puede usarse mal, como la imprenta. Sólo hay que ver que “Te pintaron pajaritos” sea el tema más escuchado y “50 sombras de Grey” el libro más vendido. Si alguien me quiere regalar esta trilogía por Navidad, casi mejor que se gaste este dinero en un conjunto de lencería de Lily Blosson. Gracias.

30. Mi libertad de expresión me permite no escucharte, no responderte y hacerte unfollow. Fact: saludar y desear un buen día en Twitter es más fácil que por la calle.

31. Uso Facebook para saber si mis compañeros de clase han engordado sin necesidad de ir a las cenas de Navidad. Estas cenas son aburridísimas. Te dedicas a repetir en bucle “Estas ideal”, “¿Qué tal todo?”, “ ¿Cuándo te casas?” y “¿Otro niño?”. Nada te interesa y todo te deprime bastante.

32. Todavía no he conseguido dejar de preguntarme qué estoy haciendo con mi vida cada vez que me decís que os casáis o embarazáis.

33. Podría haber sido pelirroja, jugadora de tenis profesional o cantante de rock pero soy yo y eso me impide ser cualquier otra persona. Además, me gusta bastante este largo etcéteras que soy.

34. No estamos preparados para aceptar la muerte propia, ni la de los demás.

35. Pero no hay nada que nos despierte más las ganas de vivir.

Por último, el ruego. Diosito, no permitas que se cumplan todos mis sueños.

Un comentario el “35 ideas sueltas y un ruego (II)

  1. quedavistoparasentencia
    31 diciembre, 2012

    Por Twitter-casualidades acabo de descubrir esto. Me encanta, coincido en la gran mayoría.

    Calíope.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 10 diciembre, 2012 por en Política, Relaciones y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: